Casa Futrono / Lago Ranco - WoodArch
17442
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-17442,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-woodarch,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Casa Futrono / Lago Ranco

Categoría
Residenciales Unifamiliares
Producto
Aceite Cutek Clear
Arquitecto

Cristián Izquierdo

Arquitecto colaborador: Pablo Irarrázaval

 

Créditos Fotografía: Vicente De Solminihac

 

Esta casa de invitados se ubica al costado de una casa de vacaciones frente al lago Ranco, en el sur de Chile. El proyecto se plantea como un pabellón para contemplar el bosque, compuesto por dos pisos superpuestos que exhiben tanto la similitud como la divergencia entre sus partes.

 

El primer piso contiene un área común para estar, cocinar y comer, abierta al paisaje en 360° por el interior, y reflejándolo por el exterior, sin interponerle un frente. Su planta circular es delimitada por 18 módulos iguales de pilares y vigas, que junto a 3 pilares y vigas maestras interiores sostienen las cargas sobre él. El segundo piso contiene 3 dormitorios en suite en 3 “cajas” autónomas entre sí, cerradas por tres lados y abiertas hacia las copas de los árboles. Se disponen triangularmente en torno a un hall concéntrico al círculo, desplazadas 56 cm. respecto a su bisectriz. El cerramiento circular vidriado atraviesa estas cajas, generando dobles alturas que iluminan lateralmente el hall, hasta rematar en una cornisa superior. Por dentro, sobre los dormitorios, una viga reticulada con una ventana alta liga ambas volumetrías en una estructura unitaria.

 

La disposición descentrada de la escalera permite minimizar la circulación entre los dormitorios, cualificar un espacio mayor en el área común y hacer manifiesta la diferencia armónica de ambos pisos. Mientras la estructura de los dormitorios y la escalera explicitan los descalces de la composición triangular, la modulación vertical de las canterías horizontales coincide en las cajas y el cerramiento vidriado, enmascarando materiales y formas diversas en un módulo común. El orden unívoco del círculo y el múltiple del triángulo tienen tantas diferencias como puntos de contacto.

 

–Cristián Izquierdo

No hay comentarios

Publica un comentario